Embajador Viera Blanco aseguró que habrá justicia en la CPI y pidió confiar en la solidez del organismo - Embajada de Venezuela en Canada
17140
post-template-default,single,single-post,postid-17140,single-format-standard,bridge-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.0.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Embajador Viera Blanco aseguró que habrá justicia en la CPI y pidió confiar en la solidez del organismo

“Tengo la convicción que habrá justicia en La Haya”, aseguró el embajador ante Canadá, Orlando Viera Blanco, sobre el caso de Venezuela ante la Corte Penal Internacional (CPI).

Viera-Blanco recortó que la situación de Venezuela ante el organismo se encuentra en la fase de análisis de admisibilidad, lo que supone un reto para superar “el denominado test de admisibilidad o complementariedad negativa”, aseguró.

El embajador explicó la complementariedad “es un postulado del Estatuto de Roma que tiene fundamento en un sistema de jurisdicción compartida” donde la CPI comienza una investigación al no evidenciarse una administración de justicia eficaz en lo estados partes contra criminales graves.

“En el expediente (sobre Venezuela) cursan evidencias de sólida rigurosidad metodológica que permitirán superar el test de complementariedad y pasar a fase de investigación y ulterior enjuiciamiento”, dijo al reiterar que en el país no existe la justicia ni la investigación genuina.

El diplomático agregó que la en Venezuela existen magistrados legítimos del TSJ, fiscales y jueces penales que han sido perseguidos, lo que los ha obligado a vivir en un exilio forzoso.

“Es público y notorio que el Poder Judicial venezolano ha sido desmantelado. No existe antejuicio de mérito, ni investigación eficaz ni juicio a responsables”, manifestó.

Finalmente, enfatizó la importancia de moderar las expectativas sobre el caso de Venezuela, conocer el proceso y hacer vinculantes las pruebas e indecencias denunciadas y reportadas con “rigurosidad probatoria”.

“Es importante confiar en la solidez y la solvencia de la Corte Penal Internacional y en la Oficina del Fiscal de la CPI (OTP), así como el trabajo profesional y delicado de expertos”, sentenció.