Canadá condena persecución contra diputados de la AN y detención de Gilber Caro - Embajada de Venezuela en Canada
16163
post-template-default,single,single-post,postid-16163,single-format-standard,bridge-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.0.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Canadá condena persecución contra diputados de la AN y detención de Gilber Caro

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, recibió este viernes al embajador de Venezuela en ese país, Orlando Viera-Blanco, a quien ratificó su compromiso por la restauración de la democracia en Venezuela y el apoyo solidario a Juan Guaidó como presidente interino reconocido por Canadá.

El gobierno de Canadá expresó su preocupación por la decisión del ilegítimo Tribunal Supremo de Justicia del régimen de Maduro de allanar la inmunidad parlamentaria de cuatro diputados de la Asamblea Nacional.

“Canadá expresa su profundamente preocupación por la decisión del Tribunal Supremo ilegítimo de Venezuela de retirar la inmunidad parlamentaria a cuatro miembros de la Asamblea Nacional elegidos democráticamente”, sentenciaron .

De igual forma, expresaron su condena por “la detención de otro diputado”, manifestó la embajada de Canadá en Venezuela por medio de su cuenta oficial en Twitter.

“Los intentos del régimen de Maduro de socavar la Asamblea Nacional, única institución legítimamente elegida que queda en Venezuela, debe cesar”, añadieron.


PERSECUCIÓN DE LA DICTADURA

El Tribunal Supremo de Justicia de la dictadura de Maduro, allanó el pasado lunes 16 de diciembre, la inmunidad parlamentaria de los diputados a la AN Jorge Millán, Hernán Alemán, Carlos Lozano y Luis Stefanelli en respuesta a la solicitud del Ministerio Público del régimen.

Los diputados son señalados por la supuesta comisión de los delitos de traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio continuada.

Los diputados se suman a la larga lista de políticos exiliados, presos y perseguidos por el régimen.